Un compresor de aire es una máquina concebida para aumentar la presión en el aire, pero también en otros tipos de gases. A pesar de que se puede llegar a pensar que su uso se limita a ambientes y entornos profesionales o industriales, en realidad un compresor puede sernos muy útil en nuestro día a día si lo empleamos de forma adecuada, tanto para uso doméstico como soporte para pequeños negocios.

Existen diferentes tipos de compresores que nos permitirán ser más eficientes en función de las tareas que queramos realizar. En el mercado podremos encontrar muchos modelos con diferentes potencias, presiones y caudales de aire más indicados para la realización de unas tareas u otras.

Si todavía no sabes cómo elegir un compresor o para qué tipo de tareas puede ser útil, en esta entrada encontrarás las claves que te ayudarán a resolver todas tus dudas.
 

CÓMO ELEGIR UN COMPRESOR

A la hora de decantarnos por uno u otro modelo debemos tener en mente el uso que vamos a dar al compresor, de esta manera dispondremos de la potencia precisa para nuestras tareas. Para trabajos domésticos bastará con una potencia de 1.5 o 2 HP (1 – 1,5 kW), pero puedes cerciorarte antes de la presión y volumen de aire de las herramientas con las que tengas en mente usarlo.

En cuanto a la presión, con una presión de 6 a 8 bares debería ser suficiente para las herramientas domésticas que necesitemos conectar a nuestro compresor.

Otro factor importante que debemos considerar es la facilidad para transportarlo, si necesitamos mover continuamente la máquina será preferible uno más ligero que si podemos mantenerlo estático en el garaje, por ejemplo. Asimismo, no debemos olvidar la longitud de la manguera, ya que si el área de trabajo se encuentra alejada del compresor, esto entorpecerá nuestro trabajo.
 

PRINCIPALES USOS DOMÉSTICOS DE UN COMPRESOR

Estas máquinas están diseñadas para ayudarnos en multitud de tareas domésticas, ya sea en casa, en tareas de bricolaje, en el jardín o en el garaje. A continuación, te mostraremos los principales y más interesantes usos de los compresores para tareas domésticas.
 

Usar el compresor para inflar

Uno de los usos más obvios y a la vez más útiles es usar el compresor como inflador. Podrás olvidarte de las arduas tareas de hinchado con bombín y hacerlo de forma mucho más cómoda y rápida. Desde ruedas de bicicleta o coche hasta cualquier otro tipo de objeto neumático.
 

Usar el compresor para aplicar pinturas

Añadiendo un simple accesorio para compresor a nuestra máquina, podremos usarla para aplicar pintura de una forma mucho más cómoda y uniforme. Ten en cuenta que, aunque puedes usar muchos tipos de pintura, aquellos con base de aceite son mucho más fáciles de aplicar con esta herramienta. Recuerda usar siempre los equipos de protección adecuados, como guantes, mascarillas y gafas de protección.
Cuando te dispongas a pintar, mantén la pistola a unos 15-25 cm de la superficie para que esta se extienda de forma uniforme, siempre con movimientos amplios. Antes de empezar a pintar, verifica que la pintura no contiene grumos o cuerpos extraños. Limpia siempre los utensilios una vez que hayas terminado el trabajo.
 

Usar el compresor para tareas de limpieza

Mediante el aire a presión te resultará mucho más sencillo realizar las tareas de limpieza, por ejemplo, en rincones de difícil acceso o para eliminar restos de algunos trabajos como pueden ser virutas o serrín. Asimismo, también podemos emplearlos para eliminar la suciedad o impurezas de nuestras herramientas de trabajo.
 

Usar el compresor con herramientas neumáticas

Una buena alternativa a grapar o lijar manualmente es conectar estas herramientas específicas al compresor de aire para así ahorrar tiempo y llevar a cabo un trabajo mucho más efectivo y uniforme. Lijadoras, aplicadores de clavos, destornilladores, grapadoras… ¡no limites tus posibilidades!

Como has podido comprobar, los usos de estas máquinas son muy variados y pueden hacer que las tareas más cotidianas resulten mucho más sencillas y ahorrar mucho más tiempo. En Anova disponemos de una gama de compresores con diferentes características y potencias para que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades.